FORMAS DE REPRESENTAR MOLÉCULAS ORGÁNICAS.

En la química del carbono, es fácil encontrar diversos compuestos diferentes con la misma fórmula molecular. Para diferenciarlos, debemos saber la ordenación espacial, como veríamos el compuesto de forma tridimensional para ver en que se diferencian... Por eso, para que no existan dificultades a la hora de referirnos a uno o tal compuesto, existen diferentes diferentes formas de representación, algunas con más complejidad que otras. Veamos los tipos de representación.

1º FÓRMULA EMPÍRICA: Es la forma más sencilla de representar un compuesto. En algunos casos coincide con la fórmula molecular. Por tanto, da menos información que esta última. NO SE INDICA EL NÚMERO DE ÁTOMOS.

2º FÓRMULA MOLECULAR: Es una forma de representación del compuesto que nos ofrece más información que la fórmula empírica. En esta, SÍ SE INDICA EL NÚMERO DE ÁTOMOS de cada elemento.


* Otros tipos de representación.

REPRESENTACIÓN GEOMÉTRICA.
Es el intento de representar en un plano (en la hoja de la libreta o la pantalla del ordenador) una molécula de forma tridimensional.

AMONIACO
La línea de puntos indica  que el enlace se proyecta hacia detrás del papel, la linea más gruesa indica que el enlace se proyecta hacia el lector y, por último, la linea de grosor normal, indica que se encuentra en el mismo plano del papel.

FÓRMULAS DESARROLLADAS.
Son una proyección  de los átomos sobre el papel.

FÓRMULAS SEMIDESARROLLADAS.
Son las más utilizadas, únicamente muestran los enlaces C-C.


RIQUEZA.

Galena
Alguna de las sustancias con las que experimentamos, es fácil que no sean sustancias puras, sino que contienen impurezas. Por eso, para trabajar, necesitamos de un dato indispensable que nos indicará la cantidad de impurezas y de sustancia original que contiene, estamos hablando de la riqueza.

Así, por ejemplo,  si nos dicen que tenemos una muestra de Galena, la riqueza de sulfuro de plomo (II) será del 70%, hemos de considerar que de cada 100 gr del mineral, 70 gr serán de sulfuro de plomo (II) puro. Si por ejemplo tenemos 200 gr, sacaríamos la cantidad con una simple regla de 3:




RENDIMIENTO DE UNA REACCIÓN.



En general, cuando se lleva a cabo una reacción química, el producto final es menor al que se ha calculado de forma teórica. Por tanto se llama rendimiento, a la relación (a la división) entre la masa obtenida y la masa calculada y, el resultado multiplicado por 100.

Veamos un ejemplo sencillo:

¿Cuántos gramos de cobre se necesitan para obtener 100 gramos de sulfato de cobre si el rendimiento de la reacción es del 65 %?

Cu + 2 H2SO4 ----------------- CuSO4 + SO2 + 2 H2O

Por cada 63,5 g de cobre se obtienen 159,5 g de sulfato de cobre. Si se tiene en cuenta el rendimiento:

Cantidad obtenida =  159,5 g x 0,65 = 103.7 g  (a partir de 63,5 g de cobre) *

*Aquí aplicamos el rendimiento y por tanto, si 159,5 era el valor ideal o teórico y nos da el rendimiento (0,65), podemos sacar el rendimiento real.

Antes de ver otros ejercicio es ideal que echéis un vistazo al Reactivo limitante.



ISOMEROS ESTRUCTURAL Y ESPACIAL.

Isoméricos quiere decir literalmente "la misma composición química"... pero esto, ¿en qué se traduce en química? Pues bien, dos son compuestos isoméricos cuando, teniendo propiedades físicas y químicas diferentes, tienen la misma fórmula molecular.

Y ¿cómo puede ser que, teniendo estructura química similar, tenga diferentes propiedades?...  Sencillamente porque su estructura espacial es diferente. O dicho de otra manera, sus átomos se distribuyen de manera diferente. Veamos un ejemplo

Como vemos, el butano y el 2 metil propano o isobutano, tienen la misma fórmula, el mismo número de átomos de carbono y de hidrógeno. No obstante, su configuración es diferente, por tanto, sus propiedades también cambiarán.

Los compuestos isoméricos podemos clasificarlos en: Estructurales, donde encontramos isomeros de cadena, de posición, de función; Espaciales o estereoisómeros, donde encontramos isomeros geométricos y ópticos.


Isomeria plana o estructural. Se distinguen los isómeros planos mediante la fórmula estructural.

De cadena: con mismo grupo funcional  pero cadena diferente.


De posición: con mismo grupo funcional y con cadena similar pero en diferente posición.


De función: estos presentan diferente grupo funcional.


Espaciales o estereoisómeros: Son compuestos con igual fórmula molecular y estructura pero cuyos átomos se difieren en su orientación.

Geométricos: Cuando existe un doble enlace. El doble enlace no permite el giro de la molécula.



Ópticos: con algún átomo de carbono asimétrico o quiral. Esto quiere decir que no se puede superponer con su imagen especular